En este momento estás viendo El papel esencial de las revisiones médicas previas al regreso y de regreso al trabajo.

El papel esencial de las revisiones médicas previas al regreso y de regreso al trabajo.

Después de un periodo de ausencia por razones de salud, cuando hay un cambio en la condición de salud mental o física, se vuelve necesario implementar condiciones de regreso gradual, ajustes o incluso un cambio de puesto: es aquí donde las revisiones médicas antes del regreso y de regreso al trabajo son esenciales.

Tiempo estimado de lectura: 0 minutos

Cuando un empleado está ausente por problemas de salud, su regreso al trabajo es una fase delicada que requiere atención especial. Las revisiones médicas previas al regreso y de regreso con el médico ocupacional son vitales para garantizar una reintegración exitosa y consciente de la salud.

La revisión médica antes del regreso: un activo para la retención del trabajo

Después de estar ausente más de 30 días, todo empleado puede beneficiarse de una revisión médica previa al regreso. Esta medida proactiva, que el empleador comunica al empleado durante una reunión de enlace, ayuda a anticipar cualquier ajuste o apoyo necesario.

Durante esta revisión, el médico ocupacional evalúa la situación y puede recomendar:

  • Ajustes o modificaciones en el puesto,
  • Posible reclasificación de trabajo,
  • O capacitación para ayudar en la redirección profesional.

Estas recomendaciones, diseñadas para promover el bienestar y la reintegración del empleado, se transmiten al empleador para una acción rápida y adecuada.

La revisión médica de regreso: un paso crucial

Varias circunstancias pueden desencadenar una revisión de regreso: baja por maternidad, enfermedad profesional, un accidente laboral o una ausencia prolongada. El propósito de esta visita es múltiple:

  • Asegurarse de que el trabajo sea compatible con la condición de salud del empleado,
  • Evaluar los ajustes necesarios,
  • Sugerir modificaciones o reubicación en el trabajo,
  • Y finalmente, emitir un aviso de incompatibilidad si la situación lo requiere.

Vale la pena mencionar que cualquier ausencia laboral de menos de 30 días debido a un accidente relacionado con el trabajo debe ser informada al médico ocupacional. Además, si un empleado está categorizado bajo la segunda categoría de discapacidad, el empleador informado debe programar una revisión de regreso a menos que el empleado exprese el deseo de no regresar al trabajo.

Consecuencias vinculadas a estas revisiones

Coordinar las revisiones médicas previas al regreso y de regreso es crucial para optimizar las condiciones de regreso del empleado. Es esencial entender que solo la revisión de regreso puede conducir a una decisión de incompatibilidad.

No presentarse a una revisión médica de regreso es una razón válida para el despido. De hecho, mientras que una ausencia relacionada con la salud pausa el contrato de trabajo, es la revisión de regreso la que oficialmente termina este hiato.

Por su parte, los empleadores deben cumplir con su deber de programar estas visitas médicas. Cualquier descuido puede perjudicar al empleado, quien luego puede buscar compensación por daños con razón.

En conclusión:

Las revisiones médicas antes del regreso y de regreso al trabajo son pasos críticos para garantizar la salud y el bienestar de los empleados en el trabajo. Tanto los empleadores como los empleados tienen un papel en la gestión de estas etapas con respeto y cuidado, garantizando un resumen tranquilo y adecuado.

Philippe Casanova

Médico especialista en medicina del trabajo y medicina forense.