En este momento estás viendo Medicina del trabajo en el periodo de entreguerras (1919-1939): el nacimiento de la disciplina

Medicina del trabajo en el periodo de entreguerras (1919-1939): el nacimiento de la disciplina

La historia de la medicina del trabajo, a menudo pasada por alto, está estrechamente vinculada a las transformaciones económicas y políticas de principios del siglo XX. Este periodo crucial vio la aparición de conceptos y prácticas médicas en el entorno profesional, esenciales para entender nuestra gestión actual de la salud laboral.

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Tras la Primera Guerra Mundial, la legislación sobre enfermedades profesionales tomó forma gradualmente, a pesar de un comienzo lento y vacilante. En 1919 se adoptó una ley que reconocía ciertas enfermedades relacionadas con el trabajo, como las causadas por el plomo y el mercurio. Sin embargo, su aplicación fue limitada, cubriendo solo un número reducido de casos. Los locos años veinte vieron demandas para extender este reconocimiento a otras enfermedades, como la sarna del cemento o el eccema del yeso, pero estos avances enfrentaron regularmente la oposición de los empleadores.

El nacimiento de la medicina del trabajo ante la discriminación

Esta oposición de los empleadores, sin embargo, no fue un rechazo sistemático, sino más bien una forma de colaboración con el Estado para influir en la legislación. Por ejemplo, la Confederación General de la Producción Francesa (CGPF) consideraba el papel del médico de fábrica como una herramienta para optimizar el rendimiento, incluso promoviendo una medicina de eliminación en la contratación.

Es importante señalar que este período también estuvo marcado por prácticas discriminatorias y racistas en el lugar de trabajo. Los empleadores franceses a menudo preferían la mano de obra colonial o extranjera, considerada más maleable, para los trabajos más arduos y peligrosos. Los trabajadores magrebíes, en particular, a menudo eran enviados de vuelta para evitar costos de atención médica, especialmente en casos de tuberculosis. Se impusieron estrictos controles sanitarios a los trabajadores inmigrantes, reflejando un enfoque discriminatorio hacia la salud en el lugar de trabajo.

Es en este contexto complejo que la medicina del trabajo, como disciplina, comenzó a tomar forma. Bajo la influencia de organizaciones internacionales, se desarrolló el concepto de paridad, y con él, la idea de una medicina del trabajo integrada y completa. En 1927, un decreto obligó a informar sobre enfermedades profesionales, aunque en ese momento no eran compensables. Este decreto marcó un punto de inflexión decisivo en el reconocimiento de enfermedades profesionales, aunque la definición de lo que constituye una enfermedad profesional seguía siendo un tema de debate.

El reconocimiento de la medicina del trabajo ante los retos sociales e industriales

El período anterior a la Segunda Guerra Mundial fue crucial para la evolución de la medicina del trabajo. Se establecieron programas de formación especializada, con la creación de cursos especializados en Lille y Lyon. Estos programas jugaron un papel clave en la profesionalización de la medicina del trabajo y en la difusión de conocimientos sobre enfermedades profesionales.

Las huelgas de 1936 resaltaron las condiciones insalubres en las que muchos trabajadores laboraban. Estos eventos fomentaron el desarrollo de servicios médicos dentro de las fábricas y subrayaron la necesidad de un enfoque más proactivo y preventivo en la salud laboral. Este período también vio la aparición de demandas de los trabajadores por una mejor consideración de la higiene, la seguridad y la limpieza en el trabajo.

En Conclusión:

La historia de la medicina del trabajo es rica en enseñanzas. Revela cómo las transformaciones socioeconómicas y las luchas políticas han moldeado la forma en que se percibe y se gestiona la salud de los trabajadores. Hoy en día, estos cimientos históricos continúan influyendo en las prácticas y políticas de salud laboral, destacando la importancia de esta disciplina en nuestra sociedad contemporánea.

Philippe Casanova

Médico especialista en medicina del trabajo y medicina forense.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.