En este momento estás viendo Regreso al trabajo después de un infarto de miocardio: un camino hacia la rehabilitación

Regreso al trabajo después de un infarto de miocardio: un camino hacia la rehabilitación

Un infarto de miocardio o síndrome coronario agudo es una emergencia médica importante. No solo marca una pausa en la vida profesional, sino también el comienzo de un delicado camino hacia la recuperación.

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Después de la emergencia, la estabilización en un entorno hospitalario constituye la primera etapa. Durante este período, pueden ser necesarias intervenciones como cirugía o angioplastia. Una vez que se ha estabilizado el estado del paciente, se implementa una fisioterapia temprana para evitar complicaciones asociadas con la inmovilidad.

El segundo paso es la rehabilitación, esencial para recuperar las capacidades físicas y reducir los factores de riesgo. Incluye una evaluación cardiovascular completa y la planificación del regreso a la actividad. Esta fase también implica educación sobre los cambios de estilo de vida indispensables para minimizar el riesgo de recurrencia, como dejar de fumar, comer saludablemente y reducir el comportamiento sedentario.

El último paso tiene como objetivo consolidar las ganancias de la rehabilitación. Mantener una actividad física regular y adoptar un nuevo estilo de vida son cruciales. Actividades como caminar, nadar o andar en bicicleta, recomendadas por el médico, ayudan a estabilizar el peso y a mantener una buena condición física.

El papel del médico del trabajo

Se organiza una visita previa al retorno para evaluar la capacidad de trabajo y considerar los ajustes necesarios. Basándose en los datos de rehabilitación, el médico del trabajo puede proponer modificaciones en el lugar de trabajo o reorientaciones profesionales.

Una fracción de eyección sistólica del ventrículo izquierdo (FEVI) superior al 50% generalmente indica una capacidad de trabajo residual suficiente. Los resultados de la prueba de esfuerzo proporcionan una buena evaluación de la capacidad máxima de trabajo. El problema no es el riesgo de recurrencia del infarto, sino la insuficiencia cardíaca secuencial.

El estado psicosocial del trabajador también se tiene en cuenta, ya que la salud mental influye en la convalecencia y la capacidad para volver al trabajo. Una depresión no tratada puede aumentar el riesgo de recurrencia. Por lo tanto, el apoyo psicológico es un aspecto fundamental de la rehabilitación.

El ambiente social de la empresa impacta significativamente en el regreso al trabajo. Si el trabajador se siente bien en su puesto, habrá un efecto beneficioso en su salud.

Soluciones técnicas prácticas

Se desaconsejan los puestos que exponen a los trabajadores al monóxido de carbono, al riesgo de hemorragia (por ejemplo, trabajo manual que lleva a heridas) o a un estrés significativo. Solo los campos electromagnéticos muy intensos pueden plantear un problema.

El trabajo terapéutico a tiempo parcial, que se puede utilizar inmediatamente o más adelante, es muy útil para facilitar la implementación de la rehabilitación funcional. La prueba supervisada ayuda a confirmar que el puesto está bien adaptado a la capacidad de trabajo.

Los servicios de prevención y salud laboral pueden participar en acciones de promoción de la salud, alentando actividades deportivas. Un mínimo de 150 minutos de actividades físicas y deportivas por semana, divididos en 3 sesiones, puede reducir el riesgo de sedentarismo. La práctica en grupo, con orientación capacitada en actividad física adaptada, fomenta la motivación y la seguridad.

Se puede realizar una cardiofrecuencimetría, especialmente para puestos que requieren esfuerzo físico, para determinar si el empleado es capaz de realizar estas tareas, en correlación con su capacidad máxima evaluada por la prueba de esfuerzo.

En conclusión:

El regreso al trabajo después de un infarto de miocardio es un proceso complejo que requiere cooperación entre pacientes, profesionales de la salud y empleadores. Cada parte debe trabajar conjuntamente para asegurar una transición exitosa del paciente a su vida profesional, con el objetivo final de preservar la salud y prevenir cualquier recurrencia.

Philippe Casanova

Médico especialista en medicina del trabajo y medicina forense.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.